Page Title. Maximum length 60-70 characters

Francia tiene la intención de cerrar todas las mezquitas y salas de oración que promuevan ideologías extremistas, como parte de las medidas para contrarrestar la radicalización, anunció el ministro de Interior Bernard Cazeneuve.

En declaraciones a la prensa, el titular informó que ya fueron clausuradas unas 20 entidades de ese tipo y el plan es continuar ese proceso, así como con la expulsión de predicadores radicales.

De acuerdo con Cazeneuve, en Francia no hay espacio para quienes llaman al odio, a la violencia y no respetan una serie de principios republicanos como la igualdad entre el hombre y la mujer.

“Estamos estudiando varias expulsiones y continuaremos esta política con la mayor resolución”, afirmó.

Según cifras publicadas en la prensa local, en todo el territorio galo hay unas dos mil 500 mezquitas, y se estima que en unas 120 se difunde una ideología fundamentalista.

La cuestión del financiamiento de las mezquitas también está entre las prioridades de trabajo de las autoridades, que le prestarán desde ahora mayor atención a la procedencia de los fondos. (Agencia Pressenza)