Page Title. Maximum length 60-70 characters

El presidente Juan Carlos Varela agradeció al papa Francisco haber designado a Panamá como la sede de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), a celebrarse en 2019.

"El Pueblo de Panamá se siente orgulloso de que el Santo Padre haya reconocido a nuestro país, cuyos valores de paz, diálogo y convivencia son similares a los que porta la JMJ", comentó el mandatario.
Varela reconoció que "se trata de un evento de múltiples implicaciones para el país", y destacó la voluntad del Gobierno en respaldar a la Arquidiócesis de Panamá "en lo que considere necesario" porque "la JMJ es un poderoso llamado a los jóvenes para la construcción de un mundo mejor".
Por su parte, el arzobispo metropolitano José Domingo Ulloa, quien también estuvo presente en la misa que ofició el Sumo Pontífice, expresó la gratitud de los panameños "por mirar a este pequeño país".
En nota enviada tras la ceremonia de clausura del evento, el jefe de la iglesia Católica en Panamá aseguró que la nación cuenta con las condiciones necesarias para celebrar la JMJ en el 2019 y acoger a los jóvenes del mundo.
Esta JMJ será un "bálsamo para nuestra región", donde las situaciones de exclusión y pobreza se expresan a través de la migración de nuestra niñez y juventud, en una indefensión que los coloca en riesgo ante el flagelo de la droga, los traficantes, la trata humana, la esclavitud y la delincuencia, apuntó. (Prensa Latina)