Page Title. Maximum length 60-70 characters

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, afirmó que la prioridad en el diálogo político entre el Gobierno y el principal partido opositor Renamo son los intereses del pueblo en la paz que necesita hoy el país.

Los mediadores internacionales propuestos por la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo) para la plática fueron aceptados porque el Ejecutivo está interesado en alcanzar la paz para bien de todos los mozambiqueños, dijo Nyusi al dar la bienvenida al equipo internacional invitado a las negociaciones.

Precisó que el diálogo entre las partes se realizará bajo moldes sugeridos por Renamo, que insistió en la mediación de la Unión Europea (UA), la Iglesia Católica y Sudáfrica.

El gobernante precisó que no pretende influenciar en las decisiones que emerjan de las conversaciones y orientó a los conciliadores a respetar la legislación del país durante el desarrollo de las mismas. Trascendió que el nuncio apostólico en Maputo, Edgar Peña, y el secretario de la Conferencia Episcopal de Mozambique, João Nunes, serán mediadores a pedido del Ejecutivo al Vaticano.

Para la negociación se encuentra en esta capital el expresidente de Botswana Quett Masire, en representación de la Fundación para el Liderazgo Global, con sede en Londres.

También se menciona a Jonathan Power, en representación de la Fundación Faith, dirigida por el exprimer ministro británico Tony Blair, y se une el expresidente tanzano Jakaya Kikwete.

La pasada semana Nyusi llamó a Kikwete y a Blair para que participen como negociadores. Nombró a esas personalidades, junto al exsubsecretario norteamericano de Estado Chester Crocker, después que la fuerza opositora colocara en la mesa de negociación a la UE, la Iglesia Católica y Sudáfrica. (Prensa Latina)