Page Title. Maximum length 60-70 characters

En una intervención dirigida a actores relevantes de la escena internacional, Ada Colau ha asegurado que las ciudades tienen que intervenir en los problemas globales, como por ejemplo la crisis de refugiados, la lucha contra el cambio climático y el proceso de construcción europea.

“Ante las dificultades de los Estados para resolver una de las crisis humanitarias más importantes desde el final de la segunda Guerra Mundial, estamos trabajando en programas de cooperación entre ciudades, hemos llevado la denuncia a la Comisión Europea y a las Naciones Unidas y hemos impulsado un programa de ciudad refugio pionero”, ha relatado Colau, que ha insistido en el hecho que en Europa “nos estamos jugando nuestra credibilidad como proyecto político y de futuro”. Colau ha lamentado que los Estados no escuchan lo suficiente a las ciudades y ha pedido que estas sean consideradas como un sujeto de cambio: “En un momento en que Europa necesita repensarse, es necesario contar con las ciudades. La esperanza de Europa reside en las ciudades”, ha concluido. “Si los estados no quieren fracasar, tenemos que incorporar las ciudad en su gobernabilidad”, ha concluido la alcaldesa que ha recordado que este es un tema clave para los próximos años y que Barcelona lo quiere llevar a la cumbre de Hábitat III en Quito.

Por la tarde, la alcaldesa intervino en un debate abierto, ante 300 personas, con el alcalde de Nápoles, Luigi de Magistris, en un acto que se celebró en la plaza del Mercado de Marghuera. En el debate, los alcaldes han reivindicado la fuerza del municipalismo para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. La alcaldesa ha recordado que el 70% de la población europea vive en grandes áreas urbanas y ha alertado que si los Estados quieren tener éxito en los retos globales, como por ejemplo la lucha de las desigualdades o el cambio climático, no sólo tienen que escuchar la voz de las ciudades, sino que tienen que trabajar de forma coordinada. “Las ciudades tienen capacidad, experiencia y conocimiento”, ha recordado la alcaldesa, que ha explicado la mayor capacidad de los municipios para dar respuestas ágiles y en red, como ya se ha demostrado en la crisis de los refugiados, donde se ha demostrado que el caos ha sido cerrar las fronteras.
“Asistimos a una pérdida de los valores fundacionales de Europa, y a la vez también vemos como las ciudades pueden ser el motor para recuperar estos valores”, ha dicho la alcaldesa de Barcelona, que también ha destacado la capacidad de los movimientos sociales para cooperar e impulsar políticas de cambio. (Pilar Paricio, agencia Pressenza)