Page Title. Maximum length 60-70 characters

Advierten sobre creciente brecha.

 

Mientras la clase trabajadora y las familias estadounidenses empobrecidas tienen hoy menos riqueza real que hace 20 años, el uno por ciento más rico del país duplicó su fortuna en una generación, advirtió MarketWatch.

El sitio digital de información financiera, que difundió datos recientemente publicados por la Reserva Federal, explicó la situación del siguiente modo: la mitad de los estadounidenses no tiene casi nada, en tanto una pequeña fracción posee casi todo el capital. Y la brecha entre unos y otros crece cada año.

Una sociedad que permite que unos pocos capturen la mayor parte de la riqueza no es justa ni eficiente. Nadie puede afirmar que la economía de Estados Unidos está funcionando mejor ahora que cuando uno por ciento más rico solo tenía la mitad de sus posesiones actuales, señaló un artículo de opinión del portal.

Según el texto, podría ser diferente si los ricos realmente estuvieran invirtiendo su fortuna en la economía futura, pero no lo hacen, al menos, no lo suficiente.

Un uno por ciento de los hogares norteamericanos, aproximadamente 1,2 millones de familias, tiene un patrimonio neto de 35 billones (millones de millones) de dólares, equivalente al 32 por ciento del total del país y un incremento desde el 27 por ciento que acumulaban en 2009.

Al mismo tiempo, un 10 por ciento de la población estadounidense posee un patrimonio de 74 billones de dólares, el 69 por ciento de toda la riqueza de la nación, mientras la mitad más pobre, unos 60 millones de hogares, cuenta solo con un dos por ciento de la fortuna nacional, alrededor de dos billones de dólares.

Este último dato está por debajo de los 2,4 billones de dólares que, según ajustes por la inflación, tenían esos hogares en 1999.

Cuando se cumplen 10 años de la expansión económica que comenzó tras la llamada Gran Recesión de 2008, la riqueza está creciendo para cada grupo demográfico, 'pero los pocos siguen obteniendo el máximo, mientras que muchos reciben migajas', señaló MarketWatch.

De acuerdo con el medio, en los tres años transcurridos desde que se realizó la más reciente Encuesta de Finanzas del Consumidor, el uno por ciento más rico incrementó su riqueza en 7,1 billones de dólares.

El siguiente nueve por ciento más acaudalado sumó a su fortuna 5,8 billones de dólares, y, por debajo de ellos, un 40 por ciento de la población norteamericana aumentó su patrimonio en 5,2 billones.

Pero la mitad inferior de los habitantes del país agregó solamente 680 millones de dólares en la misma etapa, a pesar de toda la retórica sobre cómo la creación de riqueza se ha 'democratizado'.

'Una pequeña porción de la sociedad estadounidense está obteniendo cada vez más partes de la recompensa mientras un número creciente de familias se están quedando atrás', remarcó el sitio web. (Fuente: Prensa Latina)