Page Title. Maximum length 60-70 characters

La escalada del coronavirus en el mundo ocasionó una parálisis en la economía global, dado el forzado cierre de fábricas, bancos y puertos.

 

Ante esto, los mapas satelitales revelaron un descenso en la contaminación de los cielos.

Informes de la Agencia Espacial Europea y de la NASA revelaron una fuerte caída en las emisiones de los contaminantes debido a la cuarentena extrema. “El cierre de las fábricas en China significó una reducción de 25% en sus emisiones de dióxido de carbono”, marcó Lauri Myllyvirta, integrante del Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA), en el sitio especializado Carbon Brief.

Cabe marcar que sólo dicho porcentaje del gigante asiático representa un 6% en la caída de emisiones del mundo.

En ese sentido, según sus estimaciones, desde el comienzo de la cuarentena (22 de enero) se evitó la emisión de 200 millones de toneladas de CO2, además de que el consumo de carbón en las centrales eléctricas disminuyó un 36%. En tanto, la utilización de la capacidad de refinación de petróleo se redujo en un 34%.

El interrogante que surge es saber si se mantendrá en el tiempo o se tratará simplemente de un fenómeno pasajero. “Todo depende de los impactos económicos del virus a largo plazo, que aún son muy inciertos”, sentenció.

radio Globatium

radio en vivo1