Page Title. Maximum length 60-70 characters
El Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata continúa con las medidas de fuerza contra las políticas de achicamiento y vaciamiento de la empresa distribuidora EDEA S.A.

 

En la mañana de este viernes 7 de abril, los trabajadores de los sectores técnicos, manuales, guardia y call center, realizaron una asamblea en el predio del “Complejo EMZO”  de la empresa para definir la continuidad de las acciones de fuerza. 

Los trabajadores lucifuercistas están sosteniendo un acampe y piquete en la puerta del complejo para evitar que las empresas tercerizadas retiren materiales y vehículos para desarrollar las tareas que corresponden a los trabajadores de planta permanente de EDEA. Desde hace un mes, se montó una guardia, durante las 24 horas todos los días, en defensa de las tareas y las fuentes de trabajo.

Luego de la Asamblea, el Secretario General, José Rigane, junto a la Secretaria Gremial, Romina Quintas, y gran parte de la Comisión Directiva del Sindicato, realizaron una conferencia de prensa para explicar las decisiones tomadas por los trabajadores de la empresa.

Rigane explicó que “vamos a sostener y profundizar el conflicto porque no hay respuestas favorables a nuestro reclamo. Continuaremos con las campañas públicas, realizando asambleas de usuarios, movilizaciones, paros cuando sea necesario y acciones para vincular al resto de la comunidad. También estamos esperando una respuesta al pedido de uso de la Banca 25 que le realizamos hace más de un mes al Concejo Deliberante. Por último nos seguiremos vinculando con las organizaciones sociales y políticas de la comunidad, para informar de este reclamo”.

También dijo que a pesar de la venta de la empresa al grupo DESA, del empresario Rogelio Pagano, “la empresa no entiende razones y no tenemos respuestas. Esto no es de ahora, sino que lo que viene realizando hace muchos años y nosotros venimos denunciándolo. A pesar de todo, no actúa el Gobierno provincial, ni el Ministerio de Infraestructura, ni el organismo de Control, OCEBA”.

Concretamente, desde el Sindicato se reclama que la empresa ingrese personal en planta permanente para cubrir por lo menos 100 puestos que fueron bajas en los últimos años por jubilaciones. “EDEA mantiene el desarrollo con empresas tercerizadas subcontratadas, algo que está expresamente prohibido por la Ley de privatización y por el Marco regulatorio provincial. Sin embargo, sigue adelante con esa decisión de darle trabajo a quienes no están capacitados ni habilitados para desarrollar tareas en líneas eléctricas, poniendo en riesgo su vida y la de los usuarios”.

El Secretario General del Sindicato explicó que EDEA utiliza trabajadores tercerizados para aumentar sus ingresos. “Al estar encuadrados en otro convenio, la empresa se ahorra el costo de un trabajador convencionalizado, a pesar de que ese costo está contemplado en las tarifas que pagamos cada usuario. Y sabemos que EDEA no tiene dificultades económicas. En el primer trimestre de este año duplicó la recaudación con respecto al mismo periodo de 2016 y para 2017 tiene una recaudación proyectada de 4 mil millones de pesos, sin contemplar el aumento que se autorizó para que rija desde el 1° de marzo que todavía no se reglamentó en la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, denunciamos también que la empresa retiró y vendió más de 50 vehículos que luego no repone, para seguir achicando, reduciendo los planteles y las herramientas de trabajo”.

Romina Quintas contó que “todos los trabajadores, en la Asamblea, resolvieron continuar el conflicto e implementar nuevas acciones hasta obtener una respuesta concreta y favorable a nuestros reclamos. Hay decisión de continuar el acampe, para defender nuestras fuentes de trabajo”.