Page Title. Maximum length 60-70 characters
Pablo Galarreta habló de la realidad política en nuestra ciudad y en el país.

 

En el local Casamovimiento, el ex concejal y actual dirigente del Frente Grande, recibió a Zona 54.

- ¿Pablo, como ve a Mar del Plata en esta coyuntura?

- La ciudad vive una situación muy especial, que no es nueva para los marplatenses, puesto que existe una gestión que responde a valores políticos con antecedentes en otras gestiones. Este gobierno municipal se identifica con una visión meramente administrativa, que coloca a la política pública subordinada al cierre de los números, y ahí se pierde la política pública como herramienta para –desde nuestro punto de vista- construir derechos. Es decir, en el marco que está viviendo nuestro país de retroceso económico, ajuste y recesión, creo que el Estado municipal tiene que cumplir un rol de acompañar al conciudadano, tiene que interpelar a todos para discutir este escenario, que ya lo vivimos en la dictadura y en los años 90, donde realmente la injusticia social se impone como elemento muy fuerte del modelo político. Asó como estamos el Estado se convierte en una herramienta de los sectores del privilegio.

En las últimas tres décadas hay una puja entre estos dos conceptos, uno que visualiza al Estado como un actor principal o motor del desarrollo de su comunidad y defensor de los intereses de su comunidad, y una visión conservadora. Lamentablemente una ciudad con casi más de 800 mil habitantes, con un puerto, con una actividad metalúrgica respetable, con casi todos los bancos del país instalados acá, etc., no comprendemos por qué tiene el 11% de desempleo más el 5% de subocupación. Hay un universo de marplatenses que viven en una situación muy delicada socialmente y no se visualiza más que paliativos, porque el paliativo es parte de esa visión conservadora o neoliberal que cree que el Estado tiene que ser una herramienta de caridad y no de políticas sociales que cambien el estatus de sus ciudadanos, así que –reitero- es una situación muy delicada.

- ¿Y cuál es su opinión del contexto nacional?

- Yo soy un trabajador estatal, en uno de los organismos que ha sido nave insignia de los últimos doce años de gobierno kirchnerista que es el Anses, y lamentablemente tengo que atender todos los días a los jubilados arrepentidos de haberlo votado a Macri, porque en su haber se ve el ajuste que está haciendo este gobierno, y de las falas promesas, como por ejemplo la reparación histórica que solamente llega a un reducido número de jubilados que tienen haberes muy altos en comparación al casi 60% de los jubilados que reciben la mínima, o cercano a la mínima. Ellos no han tenido aumentos que acompañen la devaluación y la inflación, están en una situación muy complicada, por lo tanto yo en mi trabajo estoy viendo la contradicción de este modelo que dijo que no venía a romper lo que se había construido pero lo hizo añicos, y nos endeudó como en los siete años de la dictadura cívico-militar, así que como ciudadano, y como militante y dirigente del espacio del Frente Grande dentro del Frente para la Victoria, salta la preocupación porque los daños cuesta revertirlos.

radio Globatium

radio en vivo1