Page Title. Maximum length 60-70 characters
José Rigane, Secretario General del Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata,  Secretario Adjunto de la CTA Autónoma nacional y Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía (FeTERA), dialogó en exclusiva con Zona 54.

 

“Proponemos un debate sobre el tema de la soberanía energética, la crisis energética, y la energía como un derecho de los pueblos y como un derecho humano. Esto, obviamente, en el marco de la situación que vivimos en América Latina y el Caribe, en virtud del desarrollo de políticas neoliberales, que ponen en crisis los sistemas energéticos porque se implementa un modelo -como en el caso de nuestro país- con extractivista, contaminante, con monocultivo como la soja, o la megaminería como está sucediendo en San Juan y en el resto de la cordillera, o el fracking en el tema de los hidrocarburos. Todo esto nosotros creemos que hay que modificarlo, necesitamos recuperar soberanía popular y soberanía energética, y esencialmente cambiar ese modelo energético basado en las privatizaciones y extranjerización”, comenzó diciendo Rigane.

- ¿También se proponen energías alternativas?

- La energía alternativa también es una iniciativa del sistema capitalista, hay que tener cuidado porque en muchos casos termina siendo un negocio para los grupos multinacionales que detrás de esa mascarada en realidad lo que tratan es seguir sosteniendo en su ámbito el poder de decisión. Así es que la energía alternativa es importante para tener una matriz energética diversificada y no depender de los hidrocarburos, pero eso hay que manejarlo con cierto cuidado porque el sistema usa todas las variantes posibles para seguir adelante con su política de sometimiento.

- ¿Qué diagnóstico hace sobre la situación local?

- A nivel local hemos venido luchando 17 años por la repotenciación, hoy esas obras están en marcha y la verdad que es un paso significativamente importante para poder tener un crecimiento, un desarrollo desde la generación que nos permita ir pensando en la posibilidad de que Mar del Plata y el centro sudeste pueda sustentarse basado en la incorporación de más equipamientos y maquinaria. No alcanza todavía, haría falta incorporar más máquinas y supongo que a futuro lo vamos a poder hacer, la Empresa Central de la Costa, a partir del año que viene va a tener una ecuación económica financiera favorable, cosa que hasta ahora no sucedía, creo que eso la pone en mejores condiciones para seguir desarrollando el parque generador, y al mismo tiempo dar una respuesta a la gente y que no tenga los problemas que ha tenido hasta el día de la fecha, que son problemas que están vinculados a la baja tensión, a los cortes, cortes periféricos en el verano, esperamos superarlo. La situación no es distinta al resto del país, tenemos altos niveles de desocupación, precarización, trabajo en negro, pobreza, indigencia, todo lo que es el aparato productivo marplatense se ha basado en la pesca, en la construcción, en la industria textil, está con un alto deterioro producto de las políticas que se implementan, así que Mar del Plata no está afuera de la política de ajuste que se lleva adelante en todo el país. En todo el país se da esto con una dimensión que puede ser igual o mayor, son consecuencia de políticas que dejan afuera a los sectores populares y a los más empobrecidos, a los trabajadores, con la devaluación, el proceso inflacionario, la pérdida de poder adquisitivo, en no reconocerle el 82% móvil a los jubilados, aumento progresivo a los trabajadores, negar las paritarias, etc., configuran una situación que nos pone a punto de desarrollar un paro nacional con todas las centrales sindicales.

- Pasa lo mismo en otros países del continente…

- Esperamos también con las distintas organizaciones sindicales de la región fortalecernos con la esperanza de que podamos salir de este esquema de sometimiento que tenemos y que podamos pasar a una etapa distinta, que merezca ser vivida por todos.