Page Title. Maximum length 60-70 characters
Ante los rumores de un posible desalojo por la fuerza de parte de la Municipalidad de Gral. Pueyrredon.

 

“¿Desalojo?”, -exclama Isabel- “Lo que nosotros tenemos hasta ahora son rumores, no se acercó nadie del municipio para plantear un diálogo. Estamos esperando que alguien venga para saber qué es lo que ellos pretenden y qué es lo que nosotros podemos hacer. Queremos exponer nuestras ideas. Acá hay una cierta angustia, todos los puesteros tienen miedo de perder esta fuente de ingresos, o de un  traslado porque eso representa un problema para nosotros. Esperamos un diálogo y no queremos que haya ningún tipo de represión para sacarnos porque hay muchas familias acá y está en juego el sustento de mucha gente”.

Otra de las puesteras cuenta “Vengo acá porque ya estoy grande y no consigo un buen trabajo. Hace un año que me quedé sin trabajo. Bueno, qué voy a hacer, de hambre no me voy a morir. Empezamos a vender las cosas que teníamos en casa, de mis hijos, de mis nietos, y después comprando ropa para poder revender algo. La situación está terrible, y las boletas llegan, y tenés que comer todos los días, y no alcanza. Eso te digo de mi parte, y de los compañeros hay muchos que están sin trabajo, otros que han cerrado sus negocios porque no podían pagar el alquiler, y tienen mercadería que la tienen que vender. Esa es la realidad, no es un abuso de nuestra parte. Mar del Plata tiene mucha gente sin trabajo, peleamos porque nos dejen estar en la Plaza. Nos dan martes y viernes, quisiéramos otro día más porque dos días por semana es poco. Si tuviéramos trabajo no vendríamos a la plaza, ¿sabés lo que es estar acá todo el día?, no hay baño, estamos sin comer, las chicas viene con sus hijos, algunas embarazadas, eso tienen que entender, me encantaría que la municipalidad viera esto y nos permita trabajar, y si la gente no comprara no estaríamos nosotros acá”.