Page Title. Maximum length 60-70 characters

La semana pasada el Juez Gabriel Bombini desestimó lo actuado por la Fiscal Ana María Caro y el pedido de sobreseimiento a los imputados, por los apremios ilegales que sufriera Lautaro Blengio por parte de la Policía Bonaerense en la vecina ciudad de Miramar.  

 

El hecho ocurrió los días 13 y 14 de marzo del corriente año, cuando en un operativo un grupo de policías detiene a Lautaro y le infringe diferentes golpes. Al otro día gente de civil que se identificaron también como policías lo secuestraron, y procedieron a llevarlo hasta el vivero de Miramar donde lo golpearon, lo quemaron, le hicieron una cruz en el pecho con un cuchillo y realizaron un simulacro de fusilamiento. La persecución a Lautaro había comenzado en el verano por lo cual la Flia. Blengio ya había interpuesto preventivamente dos recursos de habeas corpus.

Ante estos hechos que conmovieron a los vecinos y que desencadenaron una marcha multitudinaria en dicha ciudad, la Fiscal Caro procedió a comenzar con la investigación, pero en lugar de investigar a los acusados de dichos apremios decidió investigar a Lautaro. Fue así que no se realizó reconocimiento fotográfico, no se convocó a declarar a ningún policía ni se realizó investigación alguna sobre los presuntos autores; por el contrario la Fiscal interrogó a Lautaro, le realizaron peritajes físicos, psicológicos, psiquiátricos, le retuvieron el celular, el cual aun no fue devuelto, le inspeccionaron sus redes sociales y hasta pidieron información a las escuelas a las que había concurrido. Intentando poner el foco de la investigación en quien fue torturado y no en los torturadores.

El día 31 de octubre el Juez Bombini desestimó todo lo actuado por la Fiscal y el pedido de sobreseimiento a los imputados; manifestando que "la labor pesquisitiva no guarda coherencia con las pautas de la normativa procesal bonaerense" y que además existe una "responsabilidad irrevocable que pesa sobre todo estado de garantizar la adecuada, completa y exhaustiva investigación y juzgamiento de hechos que involucren el uso de la fuerza de sus instancias y agentes predispuestos a ese fin".

La causa fue remitida a la Fiscalía General para el sorteo de un nuevo fiscal. En tal sentido la Flia. Blengio espera que se esclarezca este hecho, y que en este u otros casos la investigación no se pose sobre la víctima sino sobre los presuntos autores. Confían en la justicia y en manos de ella está impartirla.