Page Title. Maximum length 60-70 characters

Así lo aseguró Magali, vecina del barrio que participó de la volanteada que se realizó hoy a las 10, para denunciar las condiciones en las que se encuentra el lugar tras la mudanza a la sede del SOIP. Vecinos denuncian desplazamiento de 10 profesionales de la salud, recortes en las áreas de servicio y falta de respuesta municipal.

 

Durante la volanteada se hizo presente el secretario de Salud, Gustavo Blanco, el subsecretario Pablo de la colina, la directora de Salud, Patricia Fortina y la secretaria general del SOIP, Cristina Ledesma. “Vinieron con una patota, nos provocaron y nos increparon a los que estábamos haciendo la manifestación. Fue una situación muy tensa porque pusieron a dos personas de civil en la puerta de un ente de salud público. Luego de poner a la gente en la puerta hicieron pasar a un compañero a hablar con Blanco. Este compañero fue increpado y ninguneado por Blanco que a los gritos le dijo de todo. Fue un desastre de parte de ellos,” explicó Magali, vecina del lugar organizada en Votamos Luchar.

Además, agregó que: “En los volantes nosotros teníamos datos concretos, no hablamos en el aire cuando desde el municipio no nos dan fundamentos reales. El centro de salud sigue funcionando en el mismo lugar con servicios recortados, no hay rayos, ni odontología, no hay salud mental ni está el área de mamografía.

Con respecto a los problemas edilicios que hacen mención desde el Municipio, Magali remarcó que: “Siempre se dijo que el techo se iba a caer pero por 9 meses siguió funcionando bajo las mismas condiciones y el techo no se cayó. Desde el municipio explicaron que no entran todas las áreas, van a ir pasando algunas cosas de a poco, pero tampoco queda claro en qué lugar va a funcionar cada cosa.”

Los vecinos además denuncian un vaciamiento del lugar, ya que no son sólo los servicios los que se están recortando, también hay un desplazamiento de alrededor de 10 profesionales que fueron distribuidos en otras áreas de salud. El centro de salud Número 2 atiende a más de 50.000 personas y es uno de los más grandes de la ciudad.