Page Title. Maximum length 60-70 characters

Los vecinos del Bosque Peralta Ramos, acompañados por organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas concentraron frente al Tribunal Oral Federal en repudio a la presencia del genocida Miguel Etchecolatz en su barrio, quien reside allí desde hace dos meses cuando se le otorgó la prisión domiciliaria.
 

 

Etchecolatz está condenado a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad por su accionar como Director de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la última dictadura cívico militar, además de ser el principal sospechoso por la desaparición del testigo Jorge Julio Lopez en 2006.

Marcelo Roldán, hijo de desaparecidos y referente del PTS-FIT, explicó: "La medida que le permite estar hoy en su casa parte del aval de un Gobierno que se jacta de su accionar represivo, de las torturas, detenciones ilegales y el gatillo fácil realizados por Gendarmería, la Policía Federal y las policías de las provincias, como quedó en evidencia con el caso Chocobar".

"Nuestra pelea es por la cárcel común y efectiva para él y todos los genocidas, la libertad y desprocesamiento a todos los presos por luchar, y el fin de la represión", finalizó.