Page Title. Maximum length 60-70 characters

Familiares de la Noche de los Lápices pidieron que uno de los represores vaya a prisión.

 

Marta y Nora Úngaro, hermanas de Horacio Úngaro, joven detenido desaparecido el 16 de septiembre de 1976, reclamaron que el represor Juan Manuel Wolk cumpla con la condena de cárcel común.

En declaraciones a FM Raíces, Marta aseguró que el represor “no merece de ninguna manera el arresto domiciliario”. De los 18 acusados por lo sucedido en la Noche de los Lápices, sólo Miguel Etchecolatz está cumpliendo su condena en una cárcel, los demás obtuvieron la prisión domiciliaria.

Wolk – relató Marta – “era el responsable del Pozo de Banfield y está sindicado como que asesinó a los chicos en el Pozo los primeros días de enero del ’77, permaneció durante 25 años haciéndose pasar por muerto y evadiendo la Justicia”. 

Gracias a la incansable lucha de familiares de detenidos desaparecidos y de organizaciones de derechos humanos, se descubrió que Wolk se ocultaba en Mar del Plata hasta que fue encontrado y, posteriormente, condenado por el Tribunal Oral Federal 1. Tiempo después se fugó y fue recapturado y beneficiado con la prisión domiciliaria hasta la actualidad.

Además, Marta indicó al capellán del Regimiento 77, Luis Altolfi, como otro de los detenidos que debería volver a la cárcel. El integrante de la Iglesia fue partícipe “de secuestros, torturas y fusilamientos”, aseguró.