Page Title. Maximum length 60-70 characters
Luego del rotundo paro general contra las políticas del Gobierno Nacional, son varios los aspectos a analizar, con el objetivo de lograr una mayor efectividad en la reorganización del campo nacional y popular, que permita enfrentar las políticas de exclusión en ésta nueva etapa de represión abierta, inaugurada ayer con la entrada en vigencia del protocolo antipiquete.

 

En este sentido, IB24, dialogó con el dirigente Walter Correa, Secretario General del Sindicato de Obreros Curtidores (SOC) y uno de los referentes nacionales de la Corriente Federal de los Trabajadores-CGT.

-¿Cómo analizás el primer paro general contra las políticas del Gobierno?

Me parece que la valoración que tenemos que hacer es que este paro tuvo una característica básica que vino muy de abajo, que fue muy pedido a lo largo de un año por gran parte del pueblo argentino, por los trabajadores, me parece que esto es principal, y después que tuvo un montón de manifestaciones en las regiones, en las ciudades, en los distritos, acompañando las medidas con diversas características locales, como las movilizaciones en Rosario y Córdoba, entre otras, y todo esto tuvo características de mucho movimiento por abajo que no se vio, obviamente, en los medios masivos de comunicación.

-¿A partir de los hechos de represión que hubo ayer en la Panamericana y en la esquina de Callao y Corrientes, se puede afirmar que finalmente el gobierno instaló el protocolo antipiquete?

Sí, me parece que el gobierno lleva sus posturas verbales violentas a los hechos de violencia física. Hay dos países, el nuestro que paró contundentemente y el del Mini-Davos, donde están en una pecera desconociendo los reclamos populares.

-¿Cómo sigue la planificación de medidas de fuerza tras el paro general, y en el marco de estos “dos países” que describiste?

Nosotros creemos que en el nombre de la gobernabilidad se justificaron un montón de cosas, y me parece que ahora vamos a entrar en otra etapa en el marco del proceso electoral, donde también el establishment va a querer acomodar, digamos, la situación. Nosotros como militantes lo que tenemos que hacer es lograr una organización que sea generosa y colectiva para enfrentar más sólidamente estas políticas antipopulares.

-¿Cuáles son los pasos, a tu entender, que debería realizar la CGT después del paro?

La posición de la Corriente Federal de los Trabajadores es pedir el Confederal, donde la participación de todos los secretarios generales de los gremios que conformamos la CGT sea masiva, y desde ahí, entre todos, elaborar un plan de lucha.

radio Globatium

radio en vivo1