Page Title. Maximum length 60-70 characters
Un informe del Centro de Economía y Política Argentina analizó el impacto fiscal de la quita y reducción de retenciones en 2016, mostrando que la “gauchada” a los sectores primarios se compensó con medidas de ajuste como los tarifazos o la precaria propuesta salarial a los docentes.

 

Según indica el CEPA, en 2016 el gobierno tendría que haber recaudado US$ 9.561 millones en concepto de retenciones, mientras que –producto de las quitas- sólo recaudó US$ 4.869 millones. Es decir, la mitad de lo que tendría que haber percibido.

La política implementada redujo la recaudación en $69.609 millones de pesos. Si se considera que el déficit fiscal del año 2016 ascendió a $359.382 millones, alcanzando 4,6% sobre el PBI, el monto dejado de recaudar equivale al 19,36% de tal déficit. En definitiva, se podría haber reducido el déficit a 3,70%.

Pero, ¿quién se hace cargo de esta pérdida? El informe advierte que los docentes están absorbiendo las consecuencias de esta política. El Gobierno les ofrece un 18% de aumento. Si aceptaran la demanda docente del 35%-, deberían ceder unos 50.500 millones de pesos, es decir, $20.000 millones menos de lo que se perdieron por la “gauchada” al campo.

Asimismo, el monto proyectado para este año antes de la quita de retenciones también era superior al subsidio anual de las tarifas recortado en 2016, estimado en $50 mil millones. Es decir, sin dicha quita y con dicha recaudación podría haberse evitado tal ajuste.

Por último, el CEPA destaca que pese a la devaluación y la quita de retenciones, durante 2016 la producción agropecuaria se contrajo 5,52% medida en unidades físicas, pero aumentó sus precios en 83,86%. Otro índice que muestra el impacto del modelo económico de Cambiemos en el bolsillo de los trabajadores. (IB24)

radio Globatium

radio en vivo1