Page Title. Maximum length 60-70 characters
La policía irrumpió sin explicación en el comedor Los Cartoneritos, de Villa Caraza y disparó con gas pimienta y balas de goma a los niños y adolescentes que se encontraban allí.

 

En un contexto de profunda violencia institucional y de continuos casos de represión policial, el Movimiento de Trabajadores Excluidos denunció a través de un comunicado que efectivos policiales “irrumpieron violentamente en el comedor Los Cartoneritos y sin explicación alguna reprimieron a mansalva a niños y adolescentes. Rompieron todo el comedor, tiraron gas pimienta, hay chicos lastimados y detenidos”, dice el escrito.

Desde la comisaría 5° de Villa Diamante, donde una multitud de vecinos se concentró a pedir explicaciones y a exigir la liberación de los jóvenes injustamente detenidos, Juan Martín Carpenco, militante del MTE, afirmó: “Estábamos en el comedor Los Cartoneritos donde comen 100 chicos todos los días, en un confuso episodio de enfrentamiento entre la policía con una persona que no es de nuestro grupo y que, supuestamente venían persiguiendo. Las compañeras salieron a ver qué pasaba y eso terminó en una represión con chicos lastimados, donde se tiró gas pimienta adentro del comedor”.

Además, Carpenco denunció desconocer el paradero de dos miembros de la agrupación: “todavía estamos consternados y esperando por la aparición de dos compañeros que fueron secuestrados. Secuestrados es la palabra más precisa porque no sabemos todavía dónde están, así que estamos acá en al puerta de la comisaría con unos mil compañeros esperando que alguien dé una respuesta y sobre todo Grindetti y el secretario de Seguridad Diego Kravetz”.

Finalmente, Kravetz apareció y dio una versión completamente distinta: “No hubo un caso de represión policial a un comedor, sino un hecho policial de una persona que tenía pedido de captura que se escondió en ese comedor”.

Según el funcionario: “luego de que se escapó el sospechoso hubo dos detenciones por agresión al personal policial y resistencia a la autoridad, pero no se trató de un acto represivo a un comedor”.

Sin embargo, los testimonios de los testigos lo desmienten. Una vecina que vive en frente del comedor, relató que un patrullero estacionó en la puerta y que cuando se acercó a preguntar qué sucedía, la empujaron sin mediar palabra. “Agredían a la gente, corrían a todos con los palos, patearon y rompieron todo. Hay chicos lastimados, llevaron a algunos detenidos que nada que ver”, contó la mujer, visiblemente angustiada.

“Hubo una irrupción absolutamente incomprensible e ilegal en el comedor. Secuestraron a cuatro personas, dos de ellas menores, que no nos dicen dónde están. Fue la policía local y estaba presente en el operativo Diego Kravetz, secretario de Seguridad, según los testigos”, aseguró Juan Grabois, dirigente del MTE y la CTEP.

Según el dirigente, “golpearon con bastones y balas de goma. También tenemos perdigones de balas de plomo. Tiraron gas pimienta y hay varios pibes terminaron con cuadro de intoxicación”.

Los integrantes del MTE y vecinos del lugar coincidieron en que la organización viene “siendo hostigada desde hace un tiempo”. (IB24)

radio Globatium

radio en vivo1