Page Title. Maximum length 60-70 characters
En esta segunda parte de la entrevista realizada por IB24 a la economista Fernanda Vallejos, analiza el enorme endeudamiento externo y el nuevo escenario político que se abrió a partir de las multitudinarias movilizaciones del 6, 7 y 8 de marzo, y la destacada importancia del paro general del próximo 6 de abril, convocado por la CGT.  

 

-¿Teniendo en cuenta que durante 2016 las provincias se endeudaron en diez mil millones de dólares, y ante la falta de inversiones a las que hacías referencia, cuál es la salida que tiene el Gobierno Nacional para mantener las cuentas, el endeudamiento o el ajuste en las políticas sociales?

Creo que hay un mix, porque el ajuste sobre las políticas sociales estuvo el año pasado. O sea, acá hay que entender dos cosas: el gobierno y todo el stablishment político y económico, sostienen el relato de que el déficit fiscal es un enorme problema en la economía, que hay que resolverlo, y algunos dicen que mientras no se resuelva esto no van a venir inversiones…es decir es un relato que sirve como carnada para justificar la falta de inversiones, pero lo cierto es que las inversiones no vendrán mientras las economías no se recuperen, no obstante eso, el gobierno dice que el déficit es un problema; el problema que tiene el gobierno en realidad, es que las principales medidas que tomó el gobierno apenas asumió tuvieron que ver con recortar la capacidad recaudatoria del Estado, no olvidemos que el déficit se explica por un mayor gasto por sobre la recaudación que tiene el Estado, por este motivo si la decisión fue recortar la capacidad recaudatoria entonces el déficit va a crecer, y esto es lo que e pasó a este gobierno, pero además de la decisión de eliminar retenciones, impuestos sobre los patrimonios de los más ricos y otra serie de disposiciones regresivas en materia impositiva, el gobierno sí recortó el gasto y particularmente el gasto entre comillas, que es la inversión, porque en términos reales la caída que ha sufrido la inversión del Estado ha sido brutal durante todo el 2016 que además se proyecta en el Presupuesto para este 2017, entonces la verdad que el gobierno habla de déficit, pero el déficit aparece como un excusa para bajar el gasto público, ya que según propias palabras del ministro de Economía Dujovne, habrá un nuevo ajuste en las políticas públicas para este año, en una economía en plena recesión. Respecto a la parte que me preguntas sobre e endeudamiento, el gobierno el año pasado tomó deuda por más de 50.000 millones de dólares, y solamente por lo que está proyectado en el presupuesto para este año, otro tanto se va a producir este año también; ya van 18 mil millones de dólares más tomados entre enero y febrero de ese año y con este ritmo seguimos duplicando el endeudamiento, y esta política tiene claramente un límite como también muchos costos, en algún momento el chorro se va a cortar como le pasó en su momento a De La Rúa, todo sobre-endeudamiento con el tiempo se vuelve insustentable. Este gobierno se endeuda con total irresponsabilidad y sin ningún destino específico que nos permita pensar que se pueda usar, por ejemplo, en infraestructura o en la mejora de los precios de la actividad de la economía.

-Para finalizar, y como dueña que sos de una mirada aguda e inteligente sobre la política y la economía nacional, ¿considerás que el paro general del próximo 6 de abril potenciará este nuevo escenario que comenzó en marzo, donde las fuerzas populares volvieron a tomar las calles en defensa de sus derechos?

A mí me parece que con la marcha que encabezaron los docentes el 6 de marzo, seguida por la jornada del 7 de marzo con esa impresionante movilización de los trabajadores y trabajadoras argentinas, que un poco le arrancaron el paro del próximo 6 de abril a la conducción de la CGT que parecía todavía un poco dubitativa, y la tercera jornada en esa misma semana, ¿no?, el paro internacional de mujeres del 8 de marzo con otra marcha también impresionante, ahí se dio ese punto de inflexión y lo venimos viendo en todos esos días un proceso de acumulación de resistencia social de distintos sectores, pero que centralmente tiene a los trabajadores como los principales protagonistas contra las políticas de ajuste de Mauricio Macri. El conjunto de los factores en el campo popular están movilizando a la Argentina y éste punto de inflexión sin ninguna duda se va a ratificar con el paro general del próximo 6 de abril, que era una medida largamente esperada por los trabajadores, se demoró mucho por parte de la conducción de la CGT pero que ahora se va a plasmar, y creo que va a ser una medida absolutamente masiva, porque lejos de ser una decisión de carácter “político”, como ha buscado instalar el gobierno, pero por supuesto que toda acción es política, pero indudablemente es una medida de fuerza con un fuerte anclaje en la realidad  con una representatividad real y genuina del conjunto de los reclamos populares.

radio Globatium

radio en vivo1