Page Title. Maximum length 60-70 characters
El diputado nacional Axel Kicillof mantuvo un encuentro con más de 2500 vecinos de Salta para dialogar sobre la situación del país tras un año de gestión del presidente Macri.



La charla con los vecinos de la capital provincial se realizó de manera informal en las calles de la ciudad, tras los la negativa de autoridades locales para dejar armar el escenario tal como estaba previsto, pese a haber realizado los trámites habituales, según denunció el equipo de Kicillof. “Pese a que a último momento no autorizaron el armado del escenario, estamos acá hablando con los vecinos de Salta, estaba citado a las siete, son las ocho y media de la noche y no se ha movido nadie”, señaló Kicillof y agradeció “al pueblo de Salta y a Jujuy porque han sido dos días de mucha fuerza para seguir peleando por los derechos de todos los argentinos”. Además enfatizó: “Aquí estamos para cumplir con lo que prometimos, porque nuestro lugar es junto a la gente, aunque intenten silenciarnos no lo van a lograr”.

Allí Kicillof se refirió al discurso de la pesada herencia, preguntándose: “¿Qué pesada herencia hizo que dejaran entrar miles de litros de vino chileno y miles de heladeras? Eso tiene un solo objetivo, hacer creer que la industria nacional no es competitiva. Quieren un país sin industria y sin distribución del ingreso”. Por el contrario, indicó que “la inclusión social no es una política fundada solo en la ideología. Es la más efectiva herramienta económica para el crecimiento y para la industria”.

En ese contexto, Kicillof señaló que “quedaron muchas cosas por hacer, claro que había mucho por mejorar, si no para qué vamos a estar acá militando para volver”. No obstante, indicó que cuando el gobierno de Cambiemos asumió, “lejos estábamos de una crisis económica” y agregó: “Tienen que convencer a la gente de que había una crisis, por eso inventan que era asintomática, pero es una crisis mítica que intentan construir como un pretexto para implementar un programa de ajuste”.

Asimismo el diputado del FpV afirmó que “la restauración neoliberal es un proceso para torcer el rumbo de toda América Latina. Ellos cuentan con los grandes medios de comunicación, y con parte del aparato judicial, pero nosotros tenemos esto que se siente aquí esta noche en Salta. No contaban con que hay un instrumento más fuerte: es la fuerza de un pueblo que no baja los brazos”.

Además resaltó: “A los dirigentes que el año pasado se decían kirchneristas y hoy han cambiado de idea, tenemos para decirles que nosotros tenemos muy claro de cada lado hay que estar, o estamos del lado del pueblo o estamos del lado del neoliberalismo”.

Más temprano, el legislador nacional expuso en un encuentro cerrado en la Universidad Nacional de Jujuy ante más de 800 asistentes junto a la senadora nacional Liliana Fellner, intendentes locales y comisiones municipales. Luego, visitó a Milagro Sala en el penal de mujeres de Alto Comedero acompañado por el diputado nacional Marcelo Santillán, y un grupo de científicos e investigadores. Allí afirmó que “la tienen presa sin condena. Es una presa política del gobierno de Morales”. (Parlamentario)