Page Title. Maximum length 60-70 characters

Cuestionó las medidas aplicadas y pidió que el Gobierno sea “más sensible”, aunque sugirió moderación en los reclamos y no actuar “de manera irresponsable”.

Muy crítico de esta administración, el diputado nacional Felipe Solá sostuvo que “la situación social en Argentina está muy mal, cuanto más pobre se es”, y advirtió sobre “mucha bronca en la clase media por la caída del consumo”.

El legislador massista le apuntó directamente al ministro de Energía, Juan José Aranguren por las medidas implementadas en materia tarifaria. Según él, “Aranguren hace las cosas de fondo con el aval de presidente, y las cosas de forma las hace con su profunda incapacidad política”.

No obstante, advirtió sobre la necesidad de actuar con cierta moderación en los reclamos. “Se debe protestar por la política económica y pedir que el Gobierno sea más sensible y atienda más rápido las cosas, pero no se puede echar leña al fuego de manera irresponsable porque llevan seis meses de gobierno”, dijo.

En relación al proyecto sobre pago a jubilados, señaló por Radio Del Plata que “la ley implica un aumento de las obligaciones de la ANSeS muy importantes; los cálculos todavía no convencen para alimentar la nueva demanda de pagos que va a tener la ANSeS”.

“Las jubilaciones a partir de ahora van a estar bien liquidadas. El tema es que no cierra la posibilidad de litigio hacia atrás. La sustentabilidad de la ANSeS, dependerá de cómo se maneje le Fondo de Garantías, para qué se use la plata, del ritmo de liquidación”, puntualizó.

Para el legislador del Frente Renovador, “queda clarísimo en la ley que el sistema jubilatorio es un sistema de reparto, público, solidario y obligatorio. Quien suponga que esta ley le abre la puerta a lo otro está adelantando los tiempos”.

Con relación al blanqueo, contó que “el jueves hice el planteo de que los que estén imposibilitados de entrar en el blanqueo sean todos los funcionarios de los tres poderes y los organismos que dependen del Estado más sus familiares. Eso no está en este momento en la ley, el oficialismo se ha negado a incluirlo en el dictamen inicial”.

Así las cosas, adelantó que “si tuviese que votar mañana, votaría a favor”.

Sobre la relación entre el papa Francisco y el Gobierno, expresó su coincidencia con las expresiones del legislador Gustavo Vera. “El papa era extraordinario cuando tenía supuestamente una vocación de estar en contra del Gobierno anterior y entonces era esperada una actitud política que no tuviera que ver con la situación social de la Argentina”. Agregó que “al papa le interesa muchísimo la pobreza y la injusticia en todo el mundo y Argentina es un país más del mundo. En Argentina se pretende juzgar al papa por si actúa según las medidas políticas de algunos y el papa juega en 20 tableros del mundo a la vez, opera para la paz mundial”.

“La presidenta le pidió perdón y ayuda, al igual que Hebe de Bonafini. Había sido agresiva, durísima y desagradable, pero el papa la perdonó y la recibió”, añadió Solá.

Consultado por el rol del peronismo en las elecciones legislativas, Felipe Solá dijo que “hay muchas conversaciones al interior del peronismo que no se siente conducido por la expresidenta. Después hay conversaciones con el Frente Renovador, pero todavía no son serias, es preferible mirar lo que está pasando en el país que fijarse en quiénes son los candidatos” en 2017. (Parlamentario)