Page Title. Maximum length 60-70 characters

Un grupo de 15 personas ingresaron de forma violenta a la comunidad indigena de Bajo Fondo, provincia de Santiago del Estero. Allí hirieron de bala a una persona y otra fue atropellada. Se incendiaron ranchos, se mató animales y se envenenó un pozo de agua.

Margarita, integrante del MOCASE, Movimiento Campesino de Santiago del Estero, en dialogo con `El Mañanero`, programa radial emitido por FM De La Azotea -88.7-, explicó que: “un grupo de personas armadas ingresó el sábado a un predio en donde viven 7 familias. Entraron disparando, dejaron herido a Pablo Campos con una bala en la pierna, atropellaron a una persona, mataron 6 animales, envenenaron un pozo e incendiaron un galpón”.

En la entrada al campo había presencia policial ya que en reiteradas ocasiones los campesinos han sufrido hechos de violencia, sin embargo, se redujo a la policía y se destrozó su radio para impedir la comunicación. Margarita afirma que los niños y niñas del lugar no pueden ir a la escuela por las reiteradas amenazas que reciben las familias.

El último ataque que recibieron fue en julio, en donde el grupo que responde a la empresa Manaos incendió un rancho y contaminó un pozo de agua. El objetivo de tantos actos de violencia es el de quedarse con las tierras. Los integrantes del MOCASE remarcan que: “Necesitamos la inmediata detención del empresario Orlando Canido, quien maneja a todos estos grupos violentos. Todos los días estamos pensando que va a pasar algo, y todos los días encontramos una vaca con un tiro.”

Por ultimo, agregó que: “Hace dos semanas en Lomas de Zamora, el presidente Mauricio Macri fue a inaugurar la planta de Manaos, pese a que se sabía todo lo que está ocurriendo con esta empresa. Se vienen haciendo muchas denuncias, hay pruebas, videos y testimonios; hay miles de cosas para hacer algo en contra del empresario, no sabemos qué están esperando."