Page Title. Maximum length 60-70 characters

La ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó un acto en La Plata, en donde además de brindar definiciones políticas claves, se refirió al papelón internacional de Mauricio Macri, al que consideró un acto “apenas explicable por la estupidez”.  

Durante un acto organizado por la nueva conducción de la Federación Universitaria de La Plata (FULP), hoy en manos del Frente Patriótico Milagro Sala, la ex presidenta envió su “desagravio y reconocimiento a nuestros excombatientes y a los familiares de los caídos en Malvinas ante la muestra de mediocridad que hemos presenciado”.

“Ni siquiera quiero usar palabras altisonantes como vendepatria, es mediocridad” denunció Cristina, quien agregó: “Quiero desagraviar a todos los que dieron la vida por la Patria, a todos los que volvieron de las islas (…) Uno tiene la tendencia a decir que es maldad, pero no, no hay que atribuirlo a la maldad. Como dice el refrán, no es maldad, apenas es explicable por la estupidez”.

Luego, la ex jefa de Estado se dirigió a los estudiantes presentes, y analizó: “Durante los 12 años de nuestro gobierno los universitarios afortunadamente pudieron dedicarse específicamente al frente estudiantil, ¿por qué?, porque creamos universidades que permitieron que fueran la primera generación de estudiantes universitarios en sus familias, porque los padres volvieron a tener trabajo y pudieron mandar a sus hijos a la universidad, pero además de tener trabajo podían todos los años tener un mejor salario porque era un país de paritarias libres donde siempre se acordaba el salario cuidando el poder adquisitivo y siempre mejorando un escalón más la vida de los trabajadores”.

En ese sentido, Cristina dijo que quiere “libertad para todos y todas, para que cada argentino pueda elegir qué quiere ser, si quiere ir a la universidad, si quiere ir a la fábrica, si quiere ir a la investigación”.

La ex mandataria expresó que los militantes necesitan “transmitir a la sociedad nuestras ideas no en forma simple sino en forma sencilla”, tomando “4 o 5 ideas fuertes que permitan la identificación del pueblo para volver a construir una mayoría”.

“Se trata de articular, organizar a los estudiantes, a los trabajadores, a los académicos, a los científicos. No es el más inteligente el que más difícil habla, es el más inteligente el que más gente une”, agregó.

Cuando la multitud empezó a corear su nombre, Cristina fue tajante: “No importa el nombre, lo que importa esencialmente es que podamos volver a construir una gran mayoría con justicia, igualdad, la libertad, la industria nacional, los trabajadores, la soberanía de nuestras Islas Malvinas y todas nuestras soberanías”, aclaró.

Y concluyó: “Se trata de ser mejores para volver mejores”.