Page Title. Maximum length 60-70 characters

A pesar de las palabras del presidente Mauricio Macri, quien dijo que “es la primera vez en la Argentina que existe un programa de becas tan amplias como la que estamos presentando hoy” -en referencia al plan Progresar-, cerca de 360 mil estudiantes dejarán de percibir la beca.
 

 

Resulta que, para mantener la misma cantidad de becas con los aumentos previstos por el Gobierno, es preciso contar con más de 17 mil millones de pesos. La realidad (y los datos del Ministerio de Educación) marca que el Estado aportará tan solo 10 mil millones.

La información se desprende de un estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

“En la práctica, ese ajuste se vincula a la reducción de la cantidad de cuotas, que pasan de 12 a 10 (2.580 millones de pesos), y en la cantidad de becas (4.740 pesos). Esto representa un recorte de casi 380 mil becas al valor de la actualización (1250 pesos). Apuntemos, una vez más, que el propio Gobierno estima ese recorte en 362 mil becas”, señaló Hernán Letcher, director del CEPA a Página/12.

El programa comenzó a implementarse en 2014 como una ayuda de 600 pesos para los jóvenes de entre 18 y 24 años que retomaran sus estudios o que, cursaran una carrera terciaria, universitaria o se estuvieran capacitando en un oficio.