Page Title. Maximum length 60-70 characters
La fuga de divisas se sigue superando a sí misma. Entre transferencias al exterior de grandes operadores (1518 millones) y compras netas de billetes (1606), llegó en enero a 3124 millones de dólares. Este valor “se ubicó entre los máximos desde la flexibilización del mercado”, indicó un informe que publicó ayer el Banco Central.
 

 

Las compras netas de billetes alcanzaron los 1606 millones de dólares, mientras que las transferencias netas de residentes al exterior se ubicaron en 1518 millones. En tanto, el resultado neto de la cuenta de viajes al exterior llegó a los 1339 millones de dólares, según informó el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Sin embargo, en el global, la cuenta capital y financiera cambiaria del sector público y del BCRA resultó en un superávit de 9092 millones de dólares, contabilizando los ingresos de divisas por la emisión de bonos a cinco, diez y treinta años por parte del Tesoro Nacional por 9 mil millones de dólares.

En enero, el resultado del movimiento de las reservas internacionales del BCRA fue un avance de 6969 millones de dólares. El mes cerró con un stock total de 62.024 millones de dólares. Podría decirse que la única “fuente positiva” de divisas es el endeudamiento externo, fogoneado por el Gobierno a partir de las jugosas condiciones financieras otorgadas a los prestamistas.

Uno de los destinos de los dólares de la deuda fue la fuga de capitales. Las compras netas para la llamada “formación de activos externos” alcanzaron los 3124 millones de dólares a partir de la adquisición neta de billetes (1606 millones) y del giro de divisas (1518 millones).

Esos 1518 millones de dólares de transferencias al exterior durante enero implican el “nivel máximo de salida neta en la historia del mercado de cambios”, aclaró el BCRA.

radio Globatium

radio en vivo1