Page Title. Maximum length 60-70 characters

La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) puso el grito en el cielo por la increíble deuda de más de 200 millones de pesos que el gobierno nacional tiene con la institución.

 

Ante el “ahogo presupuestario”, el Concejo Superior de la UTN aprobó por unanimidad exigir el cumplimiento de la ejecución presupuestaria comprometida, el reinicio del Plan de Infraestructura Universitaria y el desarrollo de paritarias “realistas” para los trabajadores docentes y no docentes.

Los concejeros superiores de la UTN consideraron a través de una resolución que la demora en el envío de fondos -que ya lleva casi 6 meses- se enmarca en un proceso de subejecución de fondos, que afecta de forma directa al funcionamiento del sistema universitario, según consignó Página 12.

Desde la UTN advierten un proceso de subejecución porque encuentra la actualidad similar a lo ocurrido en 2016, año en que 700 millones de pesos del presupuesto asignado a las universidades quedaron sin ejecutar. En tanto, en 2017 sumaron 738 millones, cifras que representan el nivel de ejecución más bajo de los últimos diez años, según un informe del Instituto de Estudios y Capacitación de la Conadu.

“A diferencia de otros años, hoy las becas no están ni designadas, y no tendrán aumento, por lo que su valor sufrirá una devaluación de un 30 por ciento”, lamentó el secretario de Bienestar Universitario de la Regional de Avellaneda de la UTN, Julián Saragüeta, en diálogo con Página 12.

“Lo que buscan con esta subejecución es ahogar a las universidades e intentar demostrar que, si con este presupuesto reducido pudieron seguir funcionando, en realidad no necesitan más fondos. Pero no es así. No sólo necesitamos que los montos se ejecuten en su totalidad, sino que la partida del PBI que se destina a educación debe aumentar. Necesitamos más atención del Congreso”, concluyó.

radio Globatium

radio en vivo1