Proyecto Económico lanzó el nuevo Índice de Insustentabilidad Externa (ISEX).

 

De acuerdo a un nuevo indicador, lanzado por Proyecto Económico, el país se encuentra muy cerca de entrar a la fase crítica de insustentabilidad externa, la antesala de una crisis económica. El ISEX mide la evolución del sector externo argentino y es una herramienta útil “para alertar a la opinión pública y a los decisores de política económica respecto de la insustentabilidad externa”, señala Proyecto Económico, el equipo técnico que comanda la economista y diputada Fernanda Vallejos, quien consideró que “para evitar la quiebra de la Argentina hay que cambiar el modelo económico”. Además propuso una batería de medidas para revertir la crisis.

El riesgo de que se produzca una crisis económica en la Argentina se encuentra en el pico más alto desde que asumió el presidente Mauricio Macri y se acerca a la zona de insolvencia financiera que puede observarse con claridad en el gráfico que se encuentra abajo delineado con una línea de puntos en color rojo. Estas son las premisas principales que se desprenden del nuevo Índice de Insustentabilidad Externa (ISEX), que presentó esta semana en sociedad Proyecto Económico, el equipo técnico que conduce la economista y diputada Fernanda Vallejos.

El ISEX mide la evolución del sector externo argentino con el propósito de alertar a la opinión pública y a los decisores de política económica respecto de la insustentabilidad externa, “a fin de anticipar a situaciones críticas, y medir los márgenes de maniobra del Gobierno Nacional”.

En este sentido, Vallejos alertó que “desde 2016, cuando Macri puso en marcha este modelo económico, venimos llamando la atención. Viendo los niveles de endeudamiento y de dependencia de ese creciente endeudamiento, con una política comercial deficitaria y un gobierno que promueve la fuga de capitales, el destino de la economía es la insolvencia”.

En la fase argumental del nuevo ISEX, Proyecto Económico explica que “la dependencia argentina del sector externo hace que las crisis estructurales (hiperinflaciones, defaults, megadevaluaciones, corralitos, depresiones, etc.) estén directamente determinadas por el sector externo”.

El ISEX tendrá una actualización al cierre de cada semana o cuando se produzcan episodios coyunturales que alteren el desenvolvimiento normal del sector externo. Además, el trabajo explicativo del ISEX recuerda que “a lo largo de la gestión de Cambiemos, el indicador recorre una senda con tendencia claramente creciente”.

Asimismo, en otro tramo, subraya que “la incapacidad de continuar con el endeudamiento en 2018 impacta de lleno en nuestro índice, el cual muestra un vertiginoso deterioro del frente externo. Gran parte del mismo se explica por el aumento de 249 puntos del riesgo país (un 71%) y un aumento de 104% en la fuga de capitales en los primeros 5 meses del año respecto al mismo período de 2017”.

Vallejos, por su parte, propuso una batería de medidas que, a su juicio, permitirían revertir el proceso de insustentabilidad externa. “Lo que necesitamos es una administración comercial inteligente que termine con esta fiebre importadora. Además, hay que ponerle límite a los fugadores seriales que están saqueando nuestras divisas. Necesitamos una legislación que imite los mejores ejemplos de los países desarrollados, para combatir la corrupción offshore. Y obviamente que los dólares que generan nuestras exportaciones se liquiden y queden dentro de nuestra economía”, explicó Vallejos y remató: “Es matemático: con esta política, los números del frente externo no cierran. Para evitar la quiebra de la economía hay que cambiar el modelo económico”.