Page Title. Maximum length 60-70 characters

“Nos dejaste sin trabajo, sos un hijo de puta”.

 

Una mujer de Azul fue detenida el viernes por reprocharle al Presidente el cierre de la fábrica de explosivos Fanazul, que dejó a más de 200 trabajadores en la calle, entre ellos a su marido.

En el marco de la visita que realizaron Mauricio Macri y María Eugenia Vidal a la ciudad de Azul, Fernanda Marsciano, esposa de un ex trabajador de Fanazul, increpó al Presidente por el cierre de la planta que dejó a más de 200 personas sin empleo.

“Nos dejaste sin trabajo, sos un hijo de puta”, le dijo la mujer a Macri, que recorría junto a Vidal el Hospital de Niños de Azul. Marsciano fue inmediatamente detenida y pasó varias horas presa e incomunicada en la comisaría primera de la ciudad del centro de la provincia de Buenos Aires.

“En ningún momento quiso acercarse o cometer otra cosa, solamente gritó y volcó su angustia, como todo ciudadano que la está pasando mal y dice lo que le pasa. Gritó lo que sentía y por lo visto está mal”, dijeron a Radio Azul distintos allegados a la mujer detenida, que también revelaron que “la agarraron tan fuerte que le dejaron los brazos llenos de moretones”.

“Es una actitud absolutamente provocativa del Gobierno nacional, provincial y local, que vienen a esta ciudad después de cerrar Fanazul y dejar a 200 familias sin trabajo. Encima detienen a Fernanda ante su desesperación”, opinó Vanina Zurita, secretaria general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). “Esta gestión muestra constantemente el desprecio que tienen por la clase trabajadora. Son unos cínicos”, concluyó.

radio Globatium

radio en vivo1