Page Title. Maximum length 60-70 characters
El desplazado titular del sindicato de Canillitas y secretario Administrativo de la CGT, Omar Plaini, encabezó una masiva asamblea pública frente al gremio intervenido el último lunes por orden del juez Marcelo Martínez de Giorgi.
 

 

Junto a otros dirigentes y trabajadores de más de veinte sindicatos adheridos a la CGT y las dos CTA, estuvieron presentes los referentes de la Corriente Federal de Trabajadores-CGT, Walter Correa (Curtidores), Vanesa Siley (Judiciales) -ambos precandidatos a diputados nacionales por Unidad Ciudadana- y Héctor “Gringo” Amichetti (Gráficos). El pedido más reiterado por Plaini fue el de “unidad de acción de todos los trabajadores para convocar de inmediato a un paro general en rechazo a las políticas económicas y el avasallamiento de los sindicatos”. 

Durante su discurso, el titular, por ahora desplazado, del sindicato de Canillitas, Omar Plaini, consideró que la intervención de su gremio “fue decidida por un par de trasnochados en una mesa de póker”, ya que: “Este sindicato fue intervenido arbitrariamente e injustificadamente por un juez  sin competencia en lo laboral, en una causa a la que le cambiaron la carátula y por Ministerio que se prestó para esta situación”.

Además, precisó que: “Estamos muy tranquilos porque no estamos quietos, y nunca lo vamos a estar, porque los canillitas tenemos una larga historia de intervenciones a nuestra organización sindical: Fuimos intervenidos en el ´55, en el ´62, en el  ´66, en el ´69, en el ´76, fuimos intervenidos en el ´89, y nuevamente ahora, ya tenemos el lomo duro y nos bancamos esta intervención porque muy pronto vamos a volver a este edificio que les perteneces a todos los trabajadores de nuestro gremio”.

En referencia a la situación social, política y económica que atraviesa, afirmó que: “Estamos viviendo un país donde más doscientos mil compañeros perdieron sus trabajo y otros trescientos mil perdieron las changas, este es el país que estamos viviendo hoy, el de más de medio millón de desocupados”.

El sindicato de Canillitas fue intervenido el pasado lunes sin previo aviso, por orden del juez Marcelo Martínez de Giorgi, en el marco además de un curioso e impresionante despliegue de decenas de efectivos de Gendarmería Nacional, que fueron transportados en seis vehículos.

Este juez que pertenece al riñón de la Alianza Cambiemos, recaratuló y activo una causa denunciada en su momento por José Olivo de la Lista Azul y perteneciente al Partido Solidario (PSOL), por falsificación en la asamblea extraordinaria que conformó la juta que fiscalizaría las elecciones del 2013. Desde el gremio afirmaron que esa denuncia había sido descartada por la Cámara y que la Corte Suprema había dejado firme ese fallo. (IB24)

radio Globatium

radio en vivo1