Page Title. Maximum length 60-70 characters
La empresa extranjera de supermercados Walmart despidió a 51 trabajadores de su sucursal en Sarandí.
 

 

Bajo la excusa de la “falta de rentabilidad”, buscan flexibilizar los contratos de trabajo e imponer negociaciones paritarias a la baja. Para comprender mejor la crítica situación que atraviesan los trabajadores, Federico Aviles, delegado en ese supermercado, explicó a IB24 que “buscan imponer un convenio por empresa basado en la productividad. Además, y como cuestión gravísima, volvieron los contratos de dieciocho horas sin que te paguen los domingos”.

La cadena extranjera de supermercados Walmart, despidió a 51 trabajadores de la sucursal que posee en Sarandi, Avellaneda, una de las más grandes del país. La medida, fue denunciada por los trabajadores como un intento de imponer una flexibilización laboral “a través del pánico que quieren generar con los despidos”, según dijo a este medio, Federico Aviles, delegado en dicha sucursal.

Por este motivo, desde el Sindicato de Empleados de Comercio de Lanús y Avellaneda (SECLA) tomaron la sede hasta que se resuelva el conflicto.  Piden la intervención del ministerio de Trabajo.

“Nos quieren imponer negociaciones a la baja, porque cuando discutamos en el Ministerio de Trabajo la reincorporación de los 51 compañeros, desde la empresa van a plantear que las condiciones de contratación y trabajo serán otras, flexibilizadas, según nos anunciaron ya”, explicó el delegado, Federico Aviles.

La empresa ofreció una indemnización, pero el sindicato no acepta los despidos masivos y pide negociar. En este momento, los trabajadores ocupan de forma pacífica la sucursal en forma de protesta y en pedido de una nueva reunión con los empresarios.

“Para nosotros la negociación va a finalizar hasta que hayan sido reincorporados todos los compañeros, sabemos que va a ser una lucha difícil pero la vamos a dar. A ellos no les importa despedir, ellos van por la flexibilización laboral”, precisó Aviles.

radio Globatium

radio en vivo1