Page Title. Maximum length 60-70 characters
Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la desocupación en el primer trimestres de este año, trepó al 9.2%, lo que significa unos 290 mil argentinos que perdieron su empleo en el primer.
 

 

En términos de la proyección de éstas cifras, unos 3.3 millones de compatriotas están desocupados y subocupados. La situación del mercado laboral -con los índices de desocupación más altos de la última década- choca de frente con el discurso de “reacitvación” del empleo, dicho por el presidente Mauricio Macri y varios de sus funcionarios, en enero pasado.  

El mayor deterioro se observó en el conurbano bonaerense, donde el desempleo subió a 11,8 por ciento y se transformó en la región del país con peor situación laboral.

Debido a que las estadísticas de empleo se reanudaron en el segundo trimestre de 2016 no se pueden realizar comparaciones interanuales.
En tanto, la tasa de subocupación -empleados con menos de 35 horas de ocupación por semana- se ubicó en 9,9 por ciento, exhibiendo una leve baja de respecto al 10,3 por ciento registrado en el cuarto trimestre de 2016. La cantidad de trabajadores en estas condiciones asciende a 1.782.000.

Por lo tanto, cerca de 3.440.000 trabajadores tienen problemas de empleo, lo que es equivalente a uno de cada cinco integrantes de la Población Económicamente Activa (PEA, 18 millones de personas).

Por su parte, la tasa de Actividad fue de 45,5 por ciento con leve suba de 0,2 puntos (respecto del trimestre anterior), mientras que la tasa de empleo se ubicó en 41,3 por ciento, 0,6 puntos por debajo.

Detrás de los partidos del conurbano, las regiones de peor situación laboral son Catamarca (10,8 por ciento), Mar del Plata (10,4 por ciento) y Rosario (10,3 por ciento). El aumento de la tasa de desocupación en el primer trimestre de este año se produjo pese a que la economía expresó una leve recuperación. (IB24)

radio Globatium

radio en vivo1