Page Title. Maximum length 60-70 characters

Elsa Marta Sosa de Fagetti, médica de 62 años, fue encontrada asesinada en su casa de la capital cordobesa, con golpes en la cabeza y un cable enrollado en su cuello, sin que se registrara desorden en su casa.  

 

Sin embargo, la policía de Córdoba investiga el caso bajo la caratula “Robo seguido de muerte”. Sosa era testigo en varias causas de delitos de Lesa Humanidad, entre ellos, era querellante en el caso del secuestro y desaparición de su pareja, el militante de la JP y Montoneros, Aldo Fagetti, ocurrido el 25 de febrero de 1975 en San Rafael, Mendoza.

El hecho ocurre a semanas del fallo de la Corte Suprema (Automática) de Justicia, en favor de la libertad de los genocidas con el 2×1, perimido por la movilización y resistencia popular, y en un contexto político de violencia, donde los servicios de inteligencia y sus bandas, actúan son control político alguno.

Elsa Marta Sosa de Fagetti, era pareja de Aldo Fagetti, el primer secuestrado-desaparecido en la localidad mendocina de San Rafael. Querellante en esa causa, también fue testigo en otras causas de delitos de Lesa Humanidad. El pasado viernes por la noche, fue hallada muerta en su departamento de la capital cordobesa, con golpes en la cabeza y un cable enrollado en su cuello.

Este hecho pone en dudas el móvil del crimen, que a todas luces parece tener más relación con un hecho político ejecutado por oscuras organizaciones, que un simple robo, como da cuenta los primeros informes policiales.

El alarmante, y criminal, hecho, fue comunicado por Cadena 3, quienes afirmaron que Elsa Marta Sosa de Fagetti, fue encontrada su hija y yerno. Su hijo mayor, Javier Fagetti, vive en Mendoza y es referente de HIJOS.

Su pareja, Aldo Fagetti, era un militante de la Juventud Peronista y Montoneros, y trabajaba en la Municipalidad de San Rafael. Al momento de su secuestro y posterior desaparición, el 25 de febrero de 1975, contaba con 26 años.

Sosa, era querellante en esta causa y testigo en otras.

En el juicio que se lleva adelante por crímenes en la represión de San Rafael, hay 27 acusados por delitos de Lesa Humanidad contra 72 víctimas. El debate judicial comenzó en 2015 y hace un mes entró en instancias de alegatos. El caso del marido de Elsa forma parte de ese juicio. Ahora Elsa, se convirtió en una aparente nueva víctima de los mismos sectores que operan con total impunidad, desde la oscuridad y el amparo de algunos sectores de la vida política del país, que ven renacer su protagonismo desde el pasado 10 de diciembre de 2015.