Page Title. Maximum length 60-70 characters

Abuelas de Plaza de Mayo emitió un comunicado de prensa en rechazo a la decisión de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal.

 

El comunicado completo:

“Las Abuelas de Plaza de Mayo repudiamos la decisión de la sala I de la Cámara Federal de Casación Penal que otorgó la prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz. Aunque este fallo no se hará efectivo, porque el genocida posee otras causas pendientes por las que debe permanecer bajo arresto en el hospital del penal de Ezeiza, nos despierta preocupación este nuevo intento de asignar privilegios al genocida.

Debe recordarse que Etchecolatz ya fue beneficiado con la domiciliaria anteriormente y le fue revocada por violar las condiciones de cumplimiento al encontrarse armas en su domicilio, entre otras irregularidades. De la misma manera, no puede pasarse por alto que Jorge Julio López desapareció tras declarar en su contra. Por otro lado, su estado de salud puede ser adecuadamente tratado en el hospital penitenciario de Ezeiza, como surge del voto en minoría de la jueza Ana María Figueroa.

La prisión domiciliaria es una excepción, no un privilegio. Y es responsabilidad de la Corte Suprema de Justicia de la Nación dotar de recursos al organismo –Dirección de Control de Ejecución de la Pena (DECAEP)- cuya función es el fiscalizarlas. Por eso además de rechazar la prisión domiciliaria al genocida Etchecolatz, exigimos que se adopten medidas para garantizar que las prisiones domiciliarias no se transformen en una libertad encubierta”.