Page Title. Maximum length 60-70 characters
El periodista Ricardo Ragendorfer, experto en el conocimiento de los manejos internos de las fuerzas policiales de la Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires, conversó con IB24, sobre la crisis que atraviesa la recientemente creada Policía de la Ciudad, agravada por la detención de su jefe, el comisario José Potocar.  

 

Ragendorfer es autor, entre otros libros, de: “La Bonaerense”, “La secta del gatillo”; y su última obra: “Los Dobalados”, que trata sobre la infiltración de agentes de inteligencia del Batallón 601 en las distintas organizaciones políticas y guerrilleras, durante la última dictadura cívico-militar-eclesiástica. Mirá el video de como fue increpado el ministro de Justicia porteño, Martín Ocampo, por efectivos policiales, al final de la entrevista. 

-¿Cómo analizás la situación que está atravesando la Policía de la Ciudad, a partir de la detención de su jefe, el comisario José Potocar?

- Son, digamos, varias preguntas a la vez aunque parezca una sola. Por un lado, la detención y acusación a (José) Potocar merece ser bien analizada, en este sentido, yo no sé exactamente si su llanto es producto de haber sido denunciado por un delito que no cometió, o por el contrario, de haber sido mandado al frente por una circunstancia que es orgánica y extendida como prácticas, desde tiempos inmemoriales, en todas las agencias policiales del país, y en ese sentido yo me pregunto porque justamente a él, cuando, por ejemplo, (al comisario, Pablo) Bressi en la provincia de Buenos Aires no le van a la garganta; y en ese sentido yo me remito a un montón de circunstancias políticas y de rivalidades que pudieron haber desembocado en esta situación. Por un lado se habla de internas dentro de la Policía de la Ciudad con la Policía Federal, y se habla también de internas mismas dentro de la Policía de la Ciudad, de sectores que no quieren pertenecer a esa fuerza de seguridad, puesto que han pasado de la Federal a la Policía de la Ciudad, de una manera bastante arbitraria. Por otro lado, también se habla de una especie de efecto que tendría, por ejemplo, la interna entre Lilita Carrió y Daniel Angelici, puesto que (Martín) Ocampo, y el anterior jefe del sector de la Federal traspasado a la Ciudad, (Guillermo) Calviño, y tal vez también (José) Potocar, son personajes allegados a Angelici, o sea, es una situación muy compleja, más del delito concreto que se le imputa, existen tres posibilidades: la primera es que realmente haya sido el jefe de esa asociación ilícita, dedicada a recaudar ilegalmente en Núñez, la otra posibilidad es que sin participar directamente de sus dividendos haya convivido con esa situación sin haber hecho nada por detenerla, y la tercera posibilidad es que no haya sabido nada, lo cual, digamos, no lo exculpa de ser un tarado.

-¿Esta interna que se da entre las policías de la Ciudad y Federal, habilita el riesgo de que comience a haber zonas liberadas, en la Ciudad, o ya existen?

- Habilita la posibilidad de que a causa de esa interna haya zonas liberadas, pero habilita también la posibilidad de que haya una puja por el control de determinados negocios.

-¿Y el control de determinados negocios sería uno de los principales motivos por los que surge esta crisis interna entre las fuerzas policiales?

- Eso por un lado, por otro lado, también, hay una gran disparidad dentro mismo de la Policía de la Ciudad, entre los sectores de la Metropolitana y los sectores de la ex Policía Federal.

-Por último Ricardo, ¿el gobierno de Rodríguez Larreta pagará un costo político por esta situación?

- Indudablemente, ya de por sí la creación de esta criatura defectuosa que es la Policía de la Ciudad, tornaba un escenario previsible de crisis, sumado al incidente de ayer en el Parque Sarmiento, donde Martín Ocampo fue abucheado por efectivos de la Policía de la Ciudad que se quejaban por no tener chalecos antibalas, equipos de comunicación, etcétera, etcétera; eso que pasó es una postal absolutamente elocuente del descontrol y de la improvisación de una fuerza que además fue presentada con helicópteros ploteados, ¿te acordás?, es una fuerza armada con marketing, no con recursos; es una fuerza armada por personas improvisadas, por ejemplo, que conocimiento puede tener un individuo como (Martín) Ocampo del accionar policial, si fue fiscal.. ¿ser fiscal lo habilita a formar una fuerza policial?, bueno: los resultados están a la vista.

radio Globatium

radio en vivo1