En la embestida de despidos y ajuste llevada adelante por el gobierno nacional, el espacio “Memoria, Verdad y Justicia” de la Agencia Télam corre riesgo de desaparición. Los dos periodistas que sostenían la página, Juan Salinas y Oscar Taffetani, fueron despedidos.

 

El fuerte ajuste que tuvo lugar la última semana en la Agencia Télam ha ahondado la crisis que en la que se encuentran los medios públicos argentinos. Los 354 despidos que tuvieron lugar en todo el país han dejado diversas secuelas que, en distinta medida, empeoran seriamente el panorama para la agencia y sus trabajadores.

En diálogo con Va Con Firma Mendoza, Juan Salinas, uno de los periodistas despedidos en este recorte llevado adelante por Lombardi, analizó el momento que se vive actualmente en Télam y como esto es muestra del camino elegido por el gobierno para todas las empresas estatales.
Se trata de un caso testigo, una parte de la Agencia Télam corre riesgo de desaparecer ante los despidos de la última semana. Juan Salinas, uno de los periodistas despedidos en este recorte, contó que este espacio venía trabajando desde el 24 de marzo de 2012 y, durante esos 6 años, llevó adelante la cobertura de los juicios en todo el país.

Durante los juicios, explicó Salinas que “como teníamos corresponsalías, tratábamos de mantener cubierto casi todo”. Ahora, con los despidos, apuntó que “hay muchas provincias que se han quedado sin corresponsalías: Chubut, Chaco, Misiones, Catamarca, ya no tienen corresponsalías”.

En un principio, la página memoria.telam.com.ar no era parte del portal, sino que se debía acceder directamente a ese sitio para poder ver las noticias vinculadas a “Memoria, Verdad y Justicia”. Esta invisibilización a la que se había empujado al espacio, incluso con una tecnología diferente y más antigua a la página central de la agencia, era una señal del destrato para con esta temática por parte de la administración de Cambiemos.

Los despidos y consecuente desaparición de este espacio son una muestra de lo que ha sucedido en una mayor escala en toda la agencia. “Esto se da en el marco de una catástrofe, una cantidad enorme de despidos. Han echado parejas, gente que tiene 5 hijos y ambos trabajaban acá. Casos de gente que estaba por jubilarse”, aseguró Salinas.

En el año 2000, la Agencia Télam estuvo a punto de cerrarse, pero los trabajadores levantaron el cierre. “Hubo un decreto en ese momento y la respuesta de los trabajadores llevó a que se armara Télam Sociedad del Estado”, recordó Juan Salinas. En este sentido, agregó que “este es un caso testigo para hacer lo mismo en todas las empresas del Estado y con todos los empleados públicos”.

Finalmente, el trabajador despedido de la Agencia analizó cuál es el camino que se debe llevar adelante para poder asegurar la existencia de Télam. “La única manera que tiene Télam de salvarse es que el Parlamento tome cartas en el asunto”, apuntó Salinas. Y, de esta manera, “que ponga la agencia que es del Estado, y no del gobierno, bajo control del Parlamento”.

A continuación, el comunicado de los periodistas a cargo del espacio:

La página “Memoria, Verdad y Justicia” editada y publicada en la web desde marzo de 2012 por la agencia nacional de noticias Télam, es una contribución, desde un medio público, a la consolidación de la democracia y los derechos humanos, arduas conquistas de todo el pueblo argentino.

Hasta la fecha, cuando junto con más de 300 trabajadores de la Agencia fuimos despedidos sus dos únicos redactores y editores, la página lleva publicadas 8.600 noticias y columnas de opinión relacionadas principalmente con los juicios por delitos de lesa humanidad, con la recuperación de los nietos apropiados por la dictadura y con los actos de señalización y construcción de la Memoria sobre el terrorismo de Estado.

Desde la misma llegada de los representantes de Cambiemos a la dirección de la Agencia, en 2015, los editores de esta página de DDHH propusimos por escrito, a los gerentes de periodismo y a dos ascriptos al directorio, la preservación de la página y su eventual mejora y ampliación, ya que ella representa una conquista de este último tramo de vida democrática, lo mismo que los protocolos y la perspectiva plural y de género que ya se advierten en buena parte de la producción periodística de Télam en los últimos años.

Los representantes de la nueva conducción de Télam, arribada a fines de 2015, nunca respondieron formalmente a las propuestas, evadieron las respuestas y sólo se permitieron expresar, en entrevistas personales o bien confidencialmente, que no estaban de acuerdo con ampliar ni mejorar -y ni siquiera con mantener- la página “Memoria, Verdad y Justicia”, y que su intención era esperar a la jubilación de los editores para discontinuarla y darla de baja definitivamente.

A esa preocupante situación se sumó en junio el despido “por reestructuración” de quienes somos sus únicos editores, condenando a este espacio periodístico de derechos humanos a su apagamiento y extinción.

Por eso, el llamado que hoy hacemos a los organismos y a las instituciones de derechos humanos del país e incluso del exterior, es que nos ayuden a reclamar a la dirección de Télam Sociedad del Estado, por todas las vías posibles, por el mantenimiento de la página “Memoria, Verdad y Justicia” y por su integración a la producción cotidiana de la Agencia, posibilitando además que sus dos veteranos editores continúen en sus puestos y se ocupen de formar a nuevos periodistas, para que en el futuro éstos se hagan cargo de continuarla, de mejorarla y sostenerla en el tiempo.

Así como las Madres y las Abuelas iniciaron hace 40 años una lucha que las trasciende a ellas mismas, y que acaso no termine nunca, la página memoria.telam.com.ar constituye un valioso aporte a la consolidación democrática gestado en la agencia nacional de noticias Télam, y como tal debe ser cuidado, mantenido y acrecentado.