Page Title. Maximum length 60-70 characters
Conocé sus propiedades y efectos terapéuticos
 
Te cuento que mi experiencia con la chia ha sido muy buena. Dando varias clases de Yoga a la semana mi cuerpo está más comprometido y expuesto a fatigas y lesiones. Con la toma diaria de chia en momentos de más exigencia corporal he mejorado notablemente la elasticidad en los músculos, me ha bajado la mucosidad y se ha optimizado el tránsito intestinal. 
 
Veamos juntos las propiedades más importantes de esta semilla milagrosa.
 
Durante miles de años la chia ha sido un alimento básico en las civilizaciones maya y azteca.
Contienen vitaminas, minerales y ácidos grasos que ayudan al cuerpo a combatir las grasas, a bajar de peso gracias a su fibra que ayuda en el proceso digestivo y produce sensación de saciedad.
 
Por su alto contenido de fibra y proteínas aumenta la masa muscular y regenera los tejidos. Posee propiedades antinflamatorias, reduce el dolor en articulaciones, son depurativas y antioxidantes ayudando a eliminar los líquidos y toxinas del organismo, regulan la flora intestinal y previenen la oxidación celular.
 
Dos procedimientos para consumirlas:
 
  • Se dejan en remojo la noche anterior, el doble de agua por cantidad de semillas. Se va a formar un mucílago, una consistencia gelatinosa, que se puede mezclar  a un jugo, utilizar como un aglutinante, semejante al huevo, para espesar alguna preparación sin cocción como  por ejemplo agregándolas a una mermelada cruda hecha con frutas de estación previamente procesadas.
  • Se muelen (sin humedecerlas) por el molinillo eléctrico hasta pulverizarlas. Se utilizan en jugos, ensaladas, guisos, salsas, yogures. 
A tener en cuenta: la mayoría de las semillas se procesan ya que el cuerpo no las asimila, a excepción de las más grandes como las de girasol. No se cocinan ya que perderían su poder nutricional.
 
En próximas publicaciones seguiremos hablando de los efectos terapéuticos de la chia y compartiremos recetas simples para su aplicación.
 
Importante: las notas de alimentación publicadas en esta columna no suplantan la consulta y guía de un profesional.
 
Bettina Menaldi
Prof.de Yoga terapéutico y Ayurveda
Facilitadora de Cocina Consciente