Page Title. Maximum length 60-70 characters
Posicionamiento de la CTA Autónoma respecto al proyecto de reforma judicial que prevé la baja en la edad de imputabilidad.  

 

“Cuando la sociedad esta desmembrada, sin objetivos, sin futuro, cuando la sociedad está atravesada por la falta de oportunidades, cuando desde el gobierno se promueve la insolidaridad, el sálvese quien pueda, cuando desde el mismísimo poder se descalifica a los trabajadores y trabajadoras por reclamar derechos constitucionales, cuando se despide a mansalva desde el Estado y se habilita a las empresas privadas  a despedir, a suspender, cuando se le quita la cultura creativa a las clases populares y se habilita la cultura de la destrucción; el único resultado posible es la inseguridad.

Inseguridad que no es solo aquella que llena columnas y columnas de diarios, revistas, programas políticos, noticieros de radio y televisión, programas de espectáculos, con muertes, mutilaciones, violaciones etc., sino también aquella que impide que nuestros pibes y pibas, proyecten un futuro con cierta previsibilidad, que puedan ir a las escuelas, no solamente a alimentar el cuerpo sino el intelecto, la creatividad y por qué no, la fantasía. Fantasía que tiene que ver o tenía, en un pasado que hoy se ve muy lejano, con la superación personal y familiar. Inseguridad que tiene que ver con la liberación de las fronteras, con la falta de radarización del espacio aéreo, con la permisividad oficial para que el narcotráfico ingrese a nuestro país sin ningún tipo de trabas y se enquiste en nuestros barrios, ganándole la disputa a la educación, a la cultura del trabajo y a la vida.

Es ante este panorama que, desde la CTA Autónoma  Mar del Plata decimos NO A LA BAJA, porque no podemos permitir que se siga criminalizando a los pibes y pibas, que se siga criminalizando la pobreza inventada por los poderosos para tener mano de obra barata, para que el narcotráfico siga ganando los barrios con los kiosquitos que, lamentablemente siguen floreciendo en los mismos.

NINGUN PIBE NACE CHORRO, ni la pobreza hace a la delincuencia. Lo que  hace a la delincuencia es la falta de oportunidades, la falta de políticas públicas orientadas a cumplir con la ley nacional 26061 y la ley provincial 13298 de Promoción y Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, la falta de empleo, para que sean nuevamente los padres y madres quienes trabajen y provean a los niños y niñas de infancia, para que a los 14 años no hayan vivido todas las experiencias, para que les quede por conocer, para que puedan descubrir con la inocencia propia de la edad y no con la vejez en la mirada que provee el hambre y la desprotección. Necesitan nuestros pibes y pibas políticas públicas que los acerquen no solo a la educación formal, que merece un capítulo aparte, sino a todo aquello que signifique un crecimiento interior apegado a la música, al deporte, a la recreación, que llene el cuerpo y el espíritu, que de perspectiva de proyección hacia un futuro que merezca ser vivido”.